Nuestra historia

Presili es una pequeña cala situada en la costa este de la isla de Menorca. Su agua cristalina, su arena blanca y su acceso por un parque natural, crean un lugar mágico donde una tarde de verano decidimos que debíamos crear una marca cuyos productos consigan llevarte a ese momento.

Teníamos la visión de re-diseñar los tradicionales modelos de calzado típico de las Islas Baleares pero manteniendo la tradición y saber hacer de los artesanos locales, que toda la vida han diseñados zapatos pensados para resistir la dureza de trabajar en el campo durante horas.

Pensamos en crear modelos versátiles para el día a día de la sociedad actual, cómodos y elegantes para disfrutar de la vida.